Dominique A (15/01/10 – Teatro Colón, A Coruña)

Dominique A(né) es el Lex Luthor de nueva chançon gala. Por personalidad y por el empuje que le dan sus hasta el momento ocho largos. Recién llegado a Coruña, estrenaba este ciclo 2010 del Vangardas Sonoras (el mismo que trajo apenas hace unos meses a su expareja François Breut), que traerá por aquí a gente tan interesante como Giant Sand o These New Puritans con el añadido de hacerlo desde el escenario de un teatro y la focalización que esto supone para los espectadores. Y lo hacía para presentar además su última referencia, La Musique (un disco que en su recomendable edición de coleccionista incluye además otro, La Matière).

El cocoliso galo ha sabido especiar la citada canción francesa con matices propios de la música indie de otras latitudes, desde el noise estadounidense al frío-por-fuera-cálido-por dentro pop nórdico. Acompañado por una serie de músicos reclutados de otras formaciones (Telepopmusik, Autour de Lucie o Montgomery), la propuesta con teclados y un guitarrista excepcional como Thomas Mori (al que no le bastaban las seis cuerdas y se llenó de cacharrería al alcance de sus miembros) para dotar al concierto de no poco empaque e intensidad sonora.
Una a una desgranó hasta dieciocho canciones (seis más habría que sumarle a los bises), intercalando temas de “La Musique” (como la homónima) junto a lo más granado de sus anteriores grabaciones, reinterpretando algunas en clave diferente y mostrando así su vasto cancionero más vivo que nunca, alcanzando cumbres con “Antonia” y “Le 22 Bar“, justo para mecernos en la despedida con “Dans L´air” o la final “Le Courage“. Puede que hace dos años en Santiago de Compostela estuviera aún mejor, pero que importa. Aquello fue entonces y esto es ahora, pensamos los que nos levantamos emocionados para aplaudirle.

SET LIST
Le Sens
Il ne dansera
Les garcons
Revenir au monde
Qui es tu?
Manset
Hasta
Le commerce de l´eau
La musique
Sous la neige
Le bruit blanc
En secret
Bel animal
Je suis parti
La fin d´un monde
Valparaiso
Inmortels
Nanortalik
L´entretemps
Gisor
Antonia
Le 22 bar
Dans L´air
Le peau
Le courage

LA MUSIQUE/LA MATIÈRE, Dominique A

La Musique, Dominique A

La Musique, dominique A

El francés Dominique A continua con su fértil trayectoria, en esta ocasión con un disco doble que son dos pero que es uno. La Musique y La Matiére son dos discos independientes, con conceptos independientes pero que viajan juntos y que difícilmente pueden separarse. Su particular modo de entender la chanson francesa, su revisitado del género, se mantiene como la característica más importante en esta nueva entrega del francés, quien demuestra estar a años luz de sus compatriotas más cercanos a nivel artístico, pienso sobretodo en el sobrevalorado Benjamin Biolay.

La Musique (vamos a centrarnos en el plato fuerte) es un gran disco, uno de los más interesantes del pasado 2009, construído a base de ritmos electrónicos y melodías sintéticas. De producción casera, el disco es la contrapartida moderna al, para mí, mejor disco editado en 2009, Let’s Change The World With Music de Prefab Sprout. El arranque es espectacular. La sincopada cadencia de ‘Le Sens‘, el aroma a himno de ‘Immortels‘ (adjuntamos videoclip), la intensa ‘Nanortalik‘ y la densa ‘Qui-es Tu?‘ dibujan un primer tercio soberbio que convierten a La Musique en un disco necesario dentro de la ya amplia discografía del francés. En ‘Hasta (que el cuerpo aguante)‘ se saca de la manga un estribillo en castellano que no acaba de convencer, aunque sirve de enlace para la parte más personal del disco. ‘La Musique‘, el mejor corte del disco, parece sostenerse sobre tres planos diferentes: el más lejano marca el ritmo de forma mecánica, el intermedio es el más musical e intenso y en primer plano Dominique canta una preciosa balada para dar forma al plano emocional. En ‘Le Bruit Blanc de L’été‘ construye el tema más rápido del disco con escasas 6 notas, para después entregarse a el preciosismo melódico de ‘Des Étendues‘. Para terminar se retrotrae a sus orígenes cerrando el disco con ‘Le Fin D’un Monde‘, que cierra el disco tras la bella coda final de ‘Hotel Congress‘.

Una colección fantástica de canciones, un soberbio conjunto cercano a ser uno de los tres mejores de su carrera. Lo interesante ahora es que el abanico de lenguajes musicales que es capaz de manejar en sus canciones es mucho más amplio y eso hace que la profundidad musical de La Musique supere a toda su discografía anterior aún sin salir de casa para construirlo.