Gira “Heavenly Hell” de L.A.

la3

Luis Alberto Segura, el balear que se esconde bajo el nombre de L.A. emprende la gira de promoción de “Heavenly Hell” su primer trabajo bautizado por Universal (sus anteriores tres álbumes fichados por su propio sello Dreamville Records).

Como ya podéis saber a raíz de nuestra entrevista, Luis Alberto no acaba de surgir de la nada para tocar el éxito rotundo. Ya apuntaba maneras en las formaciones Los Valendas o The Nash aunque fue con su actuación en el pasado FIB cuando muchos le conocieron mejor convirtiéndose ahora en todo un referente indie de la escena mallorquina.

[fechas]
10 nov 2009 19:00 – FNAC la Illa Barcelona, Barcelona
25 nov 2009 19:00 – FNAC Callao Madrid, Madrid
27 nov 2009 20:00 – Sala Azkena Bilbao
28 nov 2009 20:00 – El Hangar Burgos
10 dic 2009 20:00 – Sala Capitol Santiago
11 dic 2009 20:00 – Playa Club Coruña
12 dic 2009 20:00 – Sala Mondo Club Vigo
14 ene 2010 20:00 – Sala Stereo Alicante
15 ene 2010 20:00 – Sala (2) Barcelona
16 ene 2010 20:00 – Sala Wah Wah Valencia
22 ene 2010 20:00 – Sala Artsaia Pamplona
23 ene 2010 20:00 – Casa del Loco Zaragoza
28 ene 2010 20:00 – Sala Heineken Madrid
29 ene 2010 20:00 – Sala Tren Granada
30 ene 2010 20:00 – Sala Fun Club Sevilla

[Entrevista] L.A.:”No quiero imaginar que desaparezca la sensación de plantarte delante del público”

Tres años después de impresionarnos con ‘Welcome Halloween’, su tercer trabajo en solitario, L.A. se propone un doble salto mortal publicando ‘Heavenly Hell’ (Universal, 13 de Octubre). Los medios especializados le han proclamado “la luz más cegadora del 2009”, lo cierto es que ‘Heavenly Hell’ es un trabajo minucioso de poprock, que llama la atención por la extrema belleza de las canciones. Autoproducido por el propio L.A. junto a Toni Noguera y mezclado por Nick Didia (Pearl Jam, The Black Crowes…) en Estados Unidos. Aquí os dejamos algunas de las preguntas que tuvo el placer de contestarnos antes de que sea 13 de Octubre y se publique esta joyita que marcará un antes y después en la música.

portada

-Has tardado tres años en publicar tu cuarto disco como L.A. ¿Ha sido un parto difícil?
¡¡Ha sido un parto celestial!! Ha salido todo rodado, no nos pusimos fecha límite y trabajamos con tranquilidad, disfrutando de cada momento.

-En qué momento entras en contacto con Universal después de tantos años con tu propio sello (Dreamville Records).
Fue a través de Carlos Pilán, que ya había trabajado con ellos. Llevó a Carlos Mariño un par de demos de lo que estaba haciendo y a él le encantó. A partir de ahí, ya habíamos fichado con ellos. Él se encargó de todo lo demás, movió nuestro trabajo por todas las grandes y ya solo quedaba que nos vieran en directo. Dimos dos conciertos en Madrid como escaparate para las compañías, uno en la Sala Costello y otro abriendo para Lori Meyers en la Joy Eslava, finalmente fue Universal la elegida.

-Llama la atención que una compañía se interese por alguien joven así de primera mano.
Pues si, a mí desde que estoy con ellos se me han quitado viejos mitos de la cabeza. Funcionan como una indie, pero con más presupuesto. Me encanta como trabajan y a ellos les encanta lo que hacemos, así que es un placer estar ahí.

-¿Cómo se puede convencer a Nick Didia (Pearl Jam, The Black Crowes, R.E.M…) para que te mezcle el disco?
Este tipo de nombres sólo se mueven por gusto. Bueno, también tienen unas tarifas, por supuesto, pero ya les puedes pagar millones de dólares, que si no les motiva, no lo hacen. Tuvimos la suerte de que al mánager y a Nick les gusto mucho el material, llegando a ajustarnos el caché del estudio para poder realizar la mezcla completa allí.

-Con las nuevas mezclas, ha cambiado en algo el concepto del disco y de las canciones en concreto.
Lo curioso de todo esto, es que durante la grabación Toni (productor) y yo, fantaseábamos con algo así. No sabíamos nada de todo lo que iba a pasar, ni Universal, ni Nick ni nada, pero decíamos: “te imaginas que nos pudiera mezclar esto algún yankee?“. Nos parecía un simple sueño. Tanto Toni como yo escuchamos música americana, y mucha de esta la han producido Brendan O’Brien, Nick Didia o Jack Joseph Puig, así que finalmente fue Nick el que acabó dándole ese sonido con el que tanto hemos soñado.

la-9

-Cómo fue la experiencia norteamericana.
Fue un lujo, aquello es la cuna de lo que hacemos. Southern Tracks es un templo, con todos esos discos de oro, y los aparatos que tienen, desde previos a compresores, amplis, micros y lo más importante tienen a Nick y a Brendan! Cuando llegamos hacía unos días que Pearl Jam habían finalizado su disco, aún había cosas suyas por ahí.

-Nick te habrá explicado alguna anécdota de alguna de las grabaciones que haya hecho. Podrías contarnos alguna de ellas.
Nos contó muchas no publicables, que son las mejores, pero si te puedo contar una muy buena que me pasó a mí. En el piso de arriba del estudio tienen un lounge y una cocina muy grande, en la cual entre otras muchas cosas tenían una salsa picante marca Joe Perry (guitarrista de Aerosmith) y yo empecé a bromear con ello durante una comida con todos sentados en la mesa, riéndose de las bromas que yo hacía al respecto; después de un buen rato de reírnos de dicho condimento alimenticio, resultaba que fue el mismo Joe Perry quien días antes les había llevado, con toda su ilusión su nueva salsa picante para barbacoas, imagínate mi cara y lo mal que me sentí cuando me lo dijeron.

-En este disco, hay canciones en las que incluyes teclados y detalles no escuchados antes (Elizabeth) o incluso te acercas al sonido discotequero de los años 70, sintetizadores incluidos (Evening Love). Un estilo desconocido en tus anteriores trabajos, que eran más sureños.
Ha sido fruto de las horas invertidas en cada canción y de las vueltas que llegábamos a darle a cada una de ellas. Haber estado trabajando en un estudio como Cosmic Blend, que tiene toda la cacharrería imaginable, guitarras, plugins, pedales, efectos, etc. te abre un universo difícil de no investigar. Creo que hay pocas pistas y las canciones están poco cargadas, pero bueno, cada instrumento que hemos metido cumple su función y los que, una vez metidos, no nos decían nada, los eliminamos o los eliminó Nick en la mezcla final.

-Según he podido leer, ha sido una grabación complicada, en el que has estado dos años encerrado en el estudio de Toni Noguera. Podrías explicarme un poco cómo fue la odisea hasta tener completamente grabado “Heavenly Hell”.
Todo empezó en febrero de 2007 grabando Perfect Combination, que finalmente forma parte del disco, por probar como sonaría un tema mío en un estudio en condiciones. A Toni le gusto tanto que fue en ese instante que me propuso hacer un álbum completo. Escuchamos un montón de demos que yo ya tenía grabadas e hicimos una primera selección de unas 15 canciones. De éstas canciones en el disco han entrado 3, el resto fueron saliéndome en el mismo proceso de grabación. Llegó un momento en el cual yo llegaba con una idea, Toni asentía con la cabeza y ya empezábamos a preparar el set de grabación, yo montaba las percusiones, él colocaba micros, pies, cables, grabábamos baterías, acústicas, bajo, voz de referencia, y por último eléctricas, teclados y ruidos varios… O putearla como decimos nosotros… Este modus operandi nos daba un juego tremendo, ya que ¡¡¡podíamos tener un tema recién compuesto y grabado en 24 horas!!! Lo cual es genial. De ahí, pasábamos a hacer un car test, que es una copia en CD para el coche, al día siguiente cada uno volvía con algún cambio, idea, o propuesta acerca del tema del día anterior. Con este procedimiento se creó Heavenly Hell.

-Es un trabajo en donde todos los detalles están pensados hasta el milímetro. Da la sensación de que no había límite de tiempo para grabarlo, como si el resultado final fuera más importante que el tiempo empleado en conseguirlo.
En ningún momento nos planteamos nada con este disco, hasta que apareció la imagen del mánager y la compañía, y aún así hasta un día antes de enviar el disco a Nueva York para masterizarlo hicimos una modificación. Es por esto mismo, por lo que el disco suena como suena.

la-21

-El título del disco es Heavenly Hell. ¿Qué tiene de celestial el infierno?
Personalmente, he vivido en mi propio infierno celestial. Es una contradicción que define lo que han sido estos tres años de trabajo y creación del disco. He pasado momentos celestiales y otros infernales.

-¿Hay previsión de sacar un recopilatorio con los mejores temas de tus tres discos anteriores? O quedarán como joyas de coleccionista para los fans más fieles.
Me estoy planteando regrabarlos para el próximo disco ya que hay temas como So Dramatic, What I’m Fighting For? o New Constellation que tocamos mucho en directo y al público les gustan. Es más que probable que los oigas en el próximo disco.

-Durante el verano has tocado en prácticamente todos los grandes festivales como Benicassim, UniversiMad o Sonorama. La gente te ha recibido con interés, a pesar de no haber publicado el disco.
No nos podemos quejar de nada ya que hemos tenido la gran suerte de tocar en esos grandes festivales sin tener el disco en la calle y encima gustar a la gente. Primero a los organizadores y después a los que han venido a vernos, es un premio que venga alguien después del concierto y te diga que ha ido a verte por que te ha oído en myspace o Radio 3, y que le encanta esa canción, sólo por cosas como esta ya ha valido la pena pasarse tres años metido en el estudio.

-Prefieres las grandes audiencias o las salas pequeñas en donde el contacto con el público es algo real.
Creo que aún no hemos probado las grandes audiencias. Hemos tenido la suerte de tocar en salas medianas como Joy Eslava en Madrid, abriendo para Lori Meyers y ya hemos flipado! Supongo que llenar Benicassim o la Joy Eslava con público que viene a verte a ti, sabiéndose tus canciones, ha de ser un subidón… Cuando lo pruebe te lo cuento!! Por contraposición, me he pasado muchos años tocando en un pequeño club de Palma de Mallorca, con la gente sentada delante de ti, que si alargan un brazo te pueden desafinar la guitarra y eso me encanta, me gusta sentir que te escuchan y te miran fijamente, eso me pone las pilas.

la-61

-Notas que los medios de comunicación te tratan con más justicia que hace años. Les cuesta menos acercarse a tu trabajo. Radio 3 se ha volcado contigo.
Es normal que ahora me hagan más caso, antes no existía para ellos. Llegó un momento que ya ni siquiera les enviaba nada, creo que por la época de Glycerine me cansé y dejé de mandar discos a los medios. Ahora hay toda una maquinaria de gente que se dedica sólo a que nos hagan caso, para que el CD salga de la montaña y se meta en el reproductor. Como ha ocurrido con Radio 3, les dieron el disco, les gustó mucho y nos apoyan porque les ha gustado, lo cual es genial.

-Cómo se presenta el invierno. ¿Cargado de conciertos? ¿Qué planes tenéis?
El disco sale el 13 de Octubre y en Noviembre ya estaremos metidos en la gira promocional. Conciertos, entrevistas, acústicos y todas esas cosas que nos gustan tanto. Espero no tener tiempo para nada más, deseo trabajar más que nunca, es un lujo que podamos hacer esto y no lo quiero desaprovechar ni un instante.

-Tendrás ganas de tocar, tocar y no parar de tocar, después de tanto tiempo encerrado en el estudio.
No te haces una idea, y encima con la banda que me he buscado, somos cinco amigos haciendo lo que más nos gusta. Que más se puede pedir, esperamos estar tocando cada fin de semana a partir de Noviembre.

-Has juntado una Liga de Músicos Fantásticos de Baleares (Sexy Sadie, The Nash, Dead Men Alive…), con alguno de los cuales ya habías coincidido anteriormente. Ha sido complicado reunirlos a todos.
Ante todo son muy buenos amigos míos, son todo un lujo como compañeros y como músicos. Ya había tocado con Carlos Pilán, en mi primer grupo The Green Cherries, allá por el año 94, y con Ángel Cubero en The Nash donde compartíamos la base rítmica. Con Pep y Toni aún no había tenido el placer de compartir escenario.

la3

-Es Mallorca un buen lugar para tener una banda e intentar ganarse la vida. Hay una buena escena musical.
Para ganarte la vida tienes que hacer algo que le pueda gustar a la gente con bares en donde puedas actuar semanalmente, por ejemplo, que es lo que yo hice durante casi tres años. Ganarse la vida tocando en una banda heavy o de grindcore es muy complicado, pero si haces algo para todos los públicos, es factible… La escena esta muy viva, a nivel de bandas hay muchas y muy buenas, pero hay pocos locales para tocar, poca cosa que hacer, y poco a poco van cayendo. Llega un momento que te cansas de luchar por algo que no repercute en nada, es una lástima, grandes bandas han caído en la batalla.

-Aparte de L.A. has tocado con The Nash. ¿Hay alguna aventura conjunta a la vista con John Tirado?
Con The Nash me lo paso muy bien, porque toco la batería y es con lo que empecé, ahora la cosa está parada, yo tengo lo mío y John está metido en su proyecto en solitario que está apunto de ver la luz y ¡¡os va a encantar!! John es un genio, un melodymaker de primera línea, en cuanto venga a vuestra ciudad a tocar no dudéis en ir a verle. Yo siempre estoy abierto a hacer cualquier cosa con John, me encanta su trabajo. Dentro de un par de años me encantaría hacer algo en plan Crosby, Stills & Nash con él… yo seré Crosby, él por supuesto Nash y nos faltará un Stephen Stills.

-Antes de ser L.A. tocabas la batería y cantabas en Glycerine. En qué momento dejas de ser un batería cantante y pasas a ser un guitarrista cantante. Cuál fue tu evolución natural.
Llevaba mucho tiempo sacando canciones y dándole a la guitarra acústica, llegó un momento que me planteé que pasaría, sin darme cuenta me habían contratado para tocar cada domingo en un club de Palma. Sólo tenía quince canciones y debía llenar dos horas de repertorio, sin haberme plantado nunca delante de la gente con mi guitarrita, acostumbrado, como estaba, a estar detrás de la batería. Eso me puso las pilas y me quitó el miedo.

la2

-Anteriormente tocabas la batería en Glycerine y The Nash. Cuándo decides coger la guitarra y ponerte en primera fila de la banda.
Llevo muchos años intentando aprender a tocar, desde pequeñito en mi casa ya tocaba una vieja acústica con solo dos cuerdas y con mi primera banda, a mediados de los 90, ya grababa mis primeras L.A. Demos, de las cuales mi padre me insiste que recupera alguno de esos temas. Lo que se dice enserio, me puse a finales de los 90; con Glycerine componía muchas canciones, que arreglábamos entre los tres. No fue hasta el año 2003 cuando me planteé seriamente sacar algo solo. Y aquí estoy!! Muy contento de haberme quitado el miedo que me daba salir de la batería y plantarme delante con la guitarrita.

-Con todo el problema del pirateo de música, me gustaría que te decantases por una de las dos opciones que te doy: Llenar el Palacio de Deportes sin vender ni un solo disco. O por el contrario, vender todos los discos que te propongas sin poder llenar una sala de conciertos de aforo medio.
A nivel satisfacción directa, me puedo imaginar lo que debe ser llenar el Palacio de los Deportes y creo que me quedo con eso. Ya que la situación actual ya me hizo, hace tiempo, tomar conciencia de que tarde o temprano el disco va a desaparecer, y quieras o no es algo que tengo más que asumido, pero no puedo, ni quiero imaginar que desaparezca la sensación de plantarte delante del público, ahora mismo esa es nuestra gasolina.

www.myspace.com/laoficial

L.A.-Hands
Hands

L.A.-Girls Just Want To Have Fun (Cindy Lauper)

L.A.-What I’m Fighting For?